Templo, ruinas y gastronomía

El nombre de Jala deriva del vocablo náhuatl “Xali” que significa arena, y de la variante “Tla”, que hace referencia a “lugar donde abunda”. Su fundación se remonta a la época prehispánica, hacia el año 650 D.C. considerado el primer asentamiento con pobladores de origen náhuatl, que fue evangelizado por los frailes de Ahuacatlán. Pueblo Mágico lleno de historia y arquitectura de calles empedradas y viejas casonas de estilo español, construidas con adobe y techos cubiertos de teja roja. Caminar por sus calles irregulares y admirar la gracia de sus antiguas construcciones resguardadas a través tiempo es tan solo el principio de lo que se puedes disfrutar en este hermoso municipio. Jala se encuentra ubicado al pie del gigantesco volcán El Ceboruco aún activo, lugar rodeado por verdes valles y fríos boques de diversa vegetación; cabe destacar que este se incorporó al programa Pueblos Mágicos en el año 2012.

Qué hacer:

Un recorrido peatonal por el centro histórico.
Visitar la Basílica Lateranense de Nuestra Señora de la Asunción construida en el siglo XIX y considerada una joya arquitectónica de México que fue edificada en cantera rosa, verde y amarilla, ornamentada con vitrales multicolores.
La Iglesia del Convento de la Limpia y Pura Concepción de María construida entre 1582 y 1617, la belleza del edificio radica en la sencillez de su blanca fachada y la enigmática figura de la Purísima Concepción de María con penacho de plumas sobre el portón de ingreso, una obra de arte amerindio que combina lo hispano y lo indígena.
Visita a los curanderos para que te realicen una limpia y tu espíritu se purifique y aleje las malas vibras.
Atestigua la Judea durante la Semana Santa, donde se realiza una de las representaciones de la “Pasión de Cristo” más emotivas de todo el país.
Vive la Feria del Elote durante el mes de agosto que atrae a miles de visitantes que disfrutan de los diferentes puestos de comida típica de la región, eventos artísticos, culturales y concursos.
Conoce el Volcán El Ceboruco “El Gigante Negro” donde podrás acceder en vehículo hasta el primer cráter, durante su ascenso aprecia el cambio de ecosistema, flora y fauna. Practica senderismo, ciclismo de montaña, camping y recorrido en cuatrimoto, este lugar te ofrece las mejores vistas panorámicas de los valles del sur de Nayarit y el increíble paisaje rodeado de lava volcánica petrificada, además se puede apreciar las fumarolas que emite el volcán.
.

 



Gastronomía

Jala ofrece una exquisita gastronomía local hecha a base de maíz reconocida por el tamaño de sus elotes, ostentándose como los más grandes del mundo ya que pueden llegar a medir alrededor de 60 cm; así como deleitarte con las típicas y peculiares tostadas gigantes con más de 30 cm. de largo. Las gorditas de horno, los encanelados, los rosquetes, los cacahuates de minúsculo tamaño y una amplia variedad de mermeladas, chiles y jamaica, son otros productos locales con gran tradición. Además, en Jala se encuentran hermosas artesanías elaboradas de madera, hojas de pino y maíz.

Descubre Jala en video

 
 
 

Galería Fotográfica