Sol, Playa y Surf

Ubicada en una zona costera privilegiada de bellas y exóticas playas, rodeada por una espesa selva con infinidad de flora y fauna, en Sayulita se respira un aire cosmopolita, tiene también una vibra similar a la que se promulgaba en los sesenta: amor y paz, un encuentro con la naturaleza en un ambiente amigable y relajado. Jóvenes, adultos y niños conviven por igual en estas playas donde el sonido de tambores acompaña una plática entre amigos, una fiesta, una comida o la placidez de recorrer caminando a la orilla del mar.
Si decides pasar tus vacaciones en este destino, las opciones para hospedarse son amplias. En sus callejuelas empedradas encontrarás desde pequeños negocios con deliciosos platillos típicos, panaderías donde ofrecen una gran variedad de pan recién horneado que puede acompañarse con un té helado o un delicioso café y, por supuesto, elegantes restaurantes a la orilla de la playa donde puedes disfrutar de una romántica cena a la luz de las velas. Y es el romance otro de los ingredientes esenciales de Sayulita, un destino ideal para los recién casados y para las parejas que desean contraer nupcias con el paisaje del Pacífico como telón.

Qué hacer:


• Sus olas marítimas, idóneas para ​​competencias de “Surf” de carácter internacional
• El panteón de Sayulita
• La plaza pública
• El salón ejidal
• El estadio o unidad deportiva
• El cerro del Mono
• Las Playas: Los Muertos, Kestos y Patzcuarito
• Rutas de ciclismo de montaña
• Paisaje del Rey
• Sitios de anidación (avistamiento de aves y avistamiento de ballenas)

Descubre Sayulita en video

 
 
 

Galería Fotográfica